Tan silenciosos y ligeros que no sabrás diferenciar si son eléctricos o de gasolina. Quizá el golf termine siendo una excusa…